El Sentimiento del DLC

    Una tarde por la mañana de un sábado estaba jugando Destiny en mi habitación encerado para que mis vecinos no les moleste el ruido. A eso de...

 

 

Una tarde por la mañana de un sábado estaba jugando Destiny en mi habitación encerado para que mis vecinos no les moleste el ruido. A eso de las 3 horas de juego se me vino a la mente de comprar un contenido descargable del juego.  Abro la PlayStation Store. Veo detenidamente los “extras” que los desarrolladores ofrecían para mi, y solo se me podía venir una sola cosa a la mente. ¡No pueden darme algo mejor!

Algo que no me haga sentir como tonto, porque compre un juego incompleto y lo peor es que me lo restriegan en la cara con 3 DLC’s que su propósito era completarlo.

Destiny

Las formas de pago mediante en línea o los conocido DLC’s que están ahí para agregar más contenido a un juego el cual se puede mejorar con ciertos añadidos, agregándole así su durabilidad de juego y su rentabilidad en el mercado.
¿Pero que pasa cuando los sentimientos de los jugadores se mezclan con las experiencias que se obtienen jugando y se vuelven una fuente de dinero inmensurable?
Destiny: The Taken King, Far Cry Primal, Star Fox Zero, Conker live & reloaded, las tantísimas expansiones de los CoD y Battlefield y muchísimos otros ejemplos más es lo que pasa.
Juegos y adiciones que no ofrecen nada nuevo a sus respectivas franquicias y aun así quieren aprovecharse de nosotros, del sentimiento que alguna vez lograron causarnos y así sacarnos dinero. Solo vean lo que trae un DLC de 20 dolares de CoD

Call-of-Duty-Black-Ops-2-Vengeance11

 

Aquí es donde surgen 2 preguntas fundamentales:

¿Pero es tan malo pagar por algo extra que vale la pena?
A este punto es el que quería llegar, el chiste no es que si valga la pena o no el extra que vayas a comprar, es lo que sientes y disfrutas por comprar. Y ahí difieren un montón de gente a la hora de catalogar si son buenos o malos los métodos de compra para contenido adicional. La experiencia que cada uno de nosotros obtenemos de esa compra son los importantes, ya que sientan la base de los DLC’s y hace que cada uno de nosotros percibamos de diferente manera.

¿Alguna vez has comprado DLC’s y te has sentido contento por hacerlo?
El hecho es que yo si he comprado DLC que me hagan sentir bien con lo que estoy pagando y me hacen sentir que lo que compre valió la pena, porque además de  que pase tiempo en el, me agrado lo que compre, por supuesto sabiendo que lo que a pagar me hizo sentir satisfecho.

¿Pero realmente son el camino que la industria debe seguir?… por supuesto que no. Existe una gran diferencia entre comprar un contenido que te haga sentir bien, y  el contenido que lo compras por inercia, esperando que haya algo mas y te satisfaga, buscando ese “sentir bien”, justamente en ese punto es donde se distorsiona todo el concepto de la compra de los DLC.

Porque las compañías de videojuegos se aprovechan de esa debilidad nuestra, se aprovechan de nuestros sentimientos; de que mi juego favorito tenga más contenido para no botarlo o cambiarlo por otro. Porque en la idiosincrasia general tener más, es sinónimo de mejor.
La solución perfecta para un problema que no existía, pero que estaba a la vista de todos.
Es curioso, hace algunas semanas acabe darksiders 1 y me gusto tanto lo que había jugado que deseaba tener más contenido para seguirlo jugando, por supuesto podía jugar su secuela, pero quería alguna razón para no venderlo o cambiar el juego, me había enamorado y el solo hecho de pensar botarlo no me hacía nada feliz. y aun así, ya era inútil, no tenía nada más  que ofrecerme , me daba tristeza, e incluso enojo.
¿y si la ya difunta THQ me hubiera dado DLC de ese juego? Seguro los hubiera comprado, aunque fueran solamente mas armas o trajes que le hagan ver más musculoso o malo a Guerra. Decir que THQ tenía principios, no jugaba con los sentimientos de la gente y por mas injusto que parezca lamentablemente…….. le costó caro.
darksiders

Y es que aprovecharse de lo que sientes al jugar para sacarte dinero es lo que se debe evitar a toda costa en la industria. Porque no solo la está destruyendo, la esta saturando a tal punto que para 2035 tendremos que comprar aparte el paquete de bubbies para el juego porno de su preferencia en la consola de realidad virtual de su preferencia por solo 15.99. Y si vamos hablar del paquete completo de chicas ¡Ni hablar!, porque te ha de costar un ojo de la cara.

El hecho es el sentimiento que viene cuando  lo que compras si es algo nuevo, diferente a lo que ya compraste inicialmente. Ese sentimiento que tienes por haber pagado por algo y la sensación de que  compraste algo nuevo pero sigue siendo el impulso del momento y es la misma basura que ya esta dentro del juego, solo la puede contestar uno mismo pero que a su vez están conectadas la una con la otra.

El sentimiento que te provoca un juego es lo que te hace pagar el DLC del mismo.

Videojugador desde niño, critico, hace analisis desde que se golpeo su cabeza contra su retrete por tanto jugar soduco y Dogs Simulator. Le gustan los retos y los puzzles

RELACIONADAS