A cambio recibirán otra actualización que será la 7.8 donde tendrán casi las mismas características que en la 8 claro con sus marcadas excepciones como lo son las referentes a la capacidad de procesamiento. En cuanto a interfaz (como el tamaño diferencial de las tiles) parece que será exactamente idéntica a la que se presentó en su evento; habrá que esperar a que digan que funciones “específicas” son las que no se podrán encontrar en los dispositivos actuales y no se decepcionen Microsoft no quiere fragmentación pero los modelos actuales no soportan todas las características pues si recordamos si son muchas y diferencian bastante de lo que se esperaba y logró en su momento Windows Phone 7.

En general los que somos actuales poseedores de un Windows Phone nos sentiremos como los que tienen un iPhone 3gs con la misma actualización pero sin tener todas las posibilidades o un dispositivo Android con Froyo sin la posibilidad de ponerle Ice Cream por su falta marcada del hardware necesario por esta misma razón debemos esperar a ver los primeros dispositivos que serán presentados seguramente próximamente con las especificaciones justas que requiere Windows Phone 8.

Para mi siempre es una delicia poner noticias de Windows Phone dado que hasta este momento se me hace el sistema operativo móvil que mas cambios ha tenido desde tiempos arcaicos (Windows Mobile) donde intentaban pasar las ventanitas iguales que en una pc a un Smartphone y en el momento en que decidieron usar un kernel diferente y una interfaz Metro todo cambió pero eso no es todo pues como en Android es siempre comentado existe mucha fragmentación.

¿Pero que es la fragmentación?
Facil, es que no todos los dispositivos tienen la misma versión del sistema operativo ya sea por que los fabricantes quieren personalizar bastante al mismo o por que las caracteristicas del smartphone no lo permiten por ser bastante bajas.

En el punto de la fragmentación Microsoft dijo que iba a trabajar bastante para que no sucediera lo mismo pero si somos usuarios de su sistema desde que salió podremos recordar que la principal fragmentación vino en esta ocasión no de fabricantes sino de operadores y aunque Microsoft lanzaba la actualización la misma fecha para todo el mundo la fecha variaba de un lugar a otro dependiendo el operador. Y ahora que Microsoft tiene su sistema instalado en todos los operadores ya a la espera de ser descargado tiene una solución para evitar la fragmentación y es restringir descargas para usuarios que no tengan la versión de Windows Phone 7.5 a mi parecer es bastante acertada pues como en cada versión tiene muchas mejoras consigo como la multitarea o el etiquetado de rostros en las fotografías para Facebook sin ninguna aplicación entre otras, aparte de beneficiar a los usuarios se tiene mas controlada la versión que corre dentro de todos sus equipos.