Una de las cosas que el difunto cofundador de Apple, Steve Jobs estaba trabajando antes de su fallecimiento fue un superyate, por desgracia Jobs no llegó a ver su nave terminada, pero ahora se ha completado esta y la tenemos en vídeo.

El superyate es un yate de 260 pies (78 metros) que al parecer ha sido construido en aluminio ligero y cuenta con un interior diseñado por Philippe Starck, con 7 iMacs en su interior, cosa que podemos ver en el vídeo de arriba.

No hay detalles sobre el costo de la construcción del yate se llama Venus, y a cada uno de los constructores del barco se les regaló un iPod Shuffle con el nombre de  esta nave inscrito en la parte posterior.

The Verge