Es el mayor tiempo de juego dejando atrás a una pareja canadiense que jugó Resistance por 120 horas y obviamente esto está claro que es con sus respectivos descansos de 10 minutos cada hora pero esta ocasión este récord fue roto por Okan Kaya jugando 135 horas seguidas el nuevo juego de Activision yendose directamente al récord guiness.

Esto es realmente asombroso teniendo en cuenta que seguramente tendría otras actividades que realizar y otras de cajón importantes como comer o dormir dejandolas de lado para romper el récord y jugar por horas y horas un excelente shooter.

 

Fuente: Game Informer

Deja un comentario