Android 5.0 L Alargará Mucho La Batería De Tu Smartphone

Los usuarios de los smartphones y tabletas tenemos una queja generalizada en común: La vida de la batería dura demasiado poco y nos resta autonomía y productividad importante, es por ello que Google se puso las pilas literalmente y con el anuncio del nuevo sistema operativo Android 5.0 L las cosas prometen serán grandiosas con alargamiento de la vida útil de nuestros miliamperes a lo grande.

Los chicos de Ars Technica han estado probando el Android 5.0 L en su versión de vista previa para desarrolladores, el sistema operativo viene con varias herramientas, que están diseñados para aumentar la duración de la batería de los dispositivos Android. Durante las pruebas en un Nexus 5, Ron Amadeo de Ars Technica encontró que Android 5.0 L trajo alrededor de una mejora del 35 por ciento en el rendimiento de la batería, esto se tradujo a alrededor de 2 horas de uso adicional, que es bastante impresionante.

android-5.0-battery

Por supuesto esto es sólo la vista previa para desarrolladores de Android 5.0 L y no la versión final del sistema operativo móvil, pero parece que el software traerá algunas mejoras importantes de la batería para los dispositivos, será interesante ver qué tipo de mejoras en el rendimiento de la pila trae la versión final para su smartphone o tablet, se puede encontrar más información acerca de las pruebas sobre en Ars Technica en el enlace que te dejamos al final. Sin embargo cabe resaltar que las pruebas fueron en uso moderado a intensivo lo que nos habla que en momentos en que estemos en stand by podría durar muchas horas más, incluso se presume podrían ser días.

PODRÍA INTERESARTE:  TikTok actualiza su política de privacidad y ya pide datos biométricos

¿Por fin dejaremos de depender de un conector?

Al parecer aún no, pero nos hace soñar que ahora con las nuevas tecnologías de almacenamiento de energía que se desarrollan, los nuevos chips optimizados de bajo consumo y ahora el software adecuado podríamos pensar que en unos años podremos salir de casa sin un cargador.

Ars Technica